jueves, 29 de agosto de 2013

Hora de confesar (Parte I)

En mi última entrada escribí algo que me hizo pensar mucho
" -Le quite el sin nombre a este blog y termine poniendo mi nombre "
Entonces lo estoy decidiendo, quizás no salga del anonimato de una pero ir confesando por partes cosas de mi vida capaz se acerque.
-Soy mujer, eso lo aclaro por si en algún momento me pongo hormonal en alguno de mis post
-Puedo ser el ser más cursi y el más frío del mundo al mismo tiempo
-Odio los puntos ".", si los uso es por pura obligación, de igual forma me molestan los bordes en mis dibujos, mi explicación a eso es que capaz no quiero ponerle límites a mi vida y siento que los puntos hacen que no pueda escribir más sobre una idea así como los bordes no me dejan continuar pintando de un color (esa es mi tonta explicación para no aceptar que soy una maniática sin remedio)
-Me aburro rápido de las cosas y nunca me ha gustado algo tanto como para aferrarme demasiado a ello
-Soy adicta a mi celular desde siempre, incluso cuando lo único que hacían era llamar
-Nunca me he enamorado tanto como para quedar ciega sobre alguien
-Amo la perfección aunque sepa que no existe
-Me parece que no hay nada peor que una mujer que tire al piso su orgullo por un hombre
-Pienso que un "jajaja" sin más nada en una conversación no es otra cosa que un "no tengo ganas de hablar"
-Le puse al blog sin nombre porque puedo hacer algo bien (o medio bien) hasta que alguien me vea, así que escribo aquí con libertad mientras estoy clara que nadie que conozca lo lea
-Siempre he querido escribir un diario o un conjunto de cartas (seriamente hablando) para mi misma y luego años después leerlas y recordar qué pensaba en ese momento
-Mi memoria es mala para cosas importantes pero excelente para momentos insignificantes, por eso quiero lo del diario y las cartas
-Amo la sensación de escribir a mano y el sonido de la máquina de escribir, si me tocara escribir una carta lo haría de esa forma
-Me llevo mejor con los hombres que con las mujeres, me parece que somos demasiado complicadas y para gente complicada en mi vida estoy yo, a pesar de eso la persona en quién más he confiado es una amiga
-No estoy de acuerdo con eso de que las mujeres deben crecer con la meta de casarse para ser felices, cada quien con su vida, que estudien, viajen o vivan sin control si quieren
-Estudio ingeniería y creo que nunca voy a empujar a mis hijos a que hagan lo mismo
-Vivo en la única ciudad de Venezuela que no catalogamos como "monte y culebra", Caracas, aunque no la conozco como debería
-Mi vida es un oxímoron tras otro y espero que eso nunca cambie

No hay comentarios:

Publicar un comentario